Más información 660 382 385 daniel@sosglobalrescue.es
Diferencias entre un socorrista de playa o piscina

Diferencias entre un socorrista de playa o piscina

La misión principal de un socorrista es clara: atender cualquier emergencia que pueda producirse en un entorno acuático. Pero todos los escenarios de su trabajo requieren las mismas aptitudes. No es lo mismo presentar sus servicios en una playa que en una piscina ya que, aunque existen factores claramente comunes hay significativas singularidades que requieren una cualificación específica para ser atendidas con efectividad y garantías.

Básicamente, el socorrista debe contar una adecuada preparación física que le permita sumergirse en situaciones de emergencia en el medio acuático y realizar maniobras que en ocasiones requerirán el remolque de un peso. Igualmente serán necesarios conocimientos y técnicas en las diferentes modalidades de natación, así como resistencia en la respiración para inmersiones. Debe contar con sus capacidades visuales y auditivas en óptimas condiciones ya que debe detectar con la vista una alarma o con el oído un aviso. Los primeros auxilios son también el catecismo de este trabajo, al igual que las habilidades en técnicas de rescate y reanimación.

EN LA PLAYA

Estas cualidades y aptitudes son más exigentes en una playa ya que se trata de un espacio más amplio que requiere una mayor capacidad de control. Los rescates en este entorno pueden ser mucho más complejos, por lo que debe estar preparado para las diversas situaciones que el mar puede depararle y sus consecuencias, así como las acciones a desarrollar en el caso de que la costa sea rocosas, tenga incidencia de corrientes marítimas o cuente con días de oleaje intenso. A los habituales primeros auxilios debe añadir las consecuencias de picaduras o mordeduras de animales marinos. El socorrista de playa debe estar habituado a establecer una adecuada coordinación y comunicación con otros servicios de emergencia en caso de necesitarse.

EN LA PISCINA

Si bien la peligrosidad de una piscina es claramente más limitada, hay cuestiones específicas para las que hay que estar preparado. Por ejemplo, para adelantarse a la peligrosidad de algunos juegos, protegerse de las temperaturas elevadas que deben soportarse, tener un trato amable y paciente con los usuarios y saber mediar en la resolución de conflictos entre ellos de manera adecuada y manejar los ya mencionados primeros auxilios básicos, con especial atención a raspaduras y caídas, más habituales en este medio.

Leave a comment